1999

1999

De nuevo Headworx y regresa Ballantines como patrocinadores principales.
El campeonato mantiene su categoría de 4 estrellas, en el que es sin duda el año de las estrellas: Joel Parkinson, Bruce Irons, C.J. Hoodgood, los hermanos Malloy, Andy McDonald, Yuri Sodre, Shane Powell, Paul Canning, Flavio Padaratz, Mark Bannister, Greg Emslie, Nicky Wood, … elevaron el nivel de los participantes y la competición hasta donde nunca se había llegado en Pantín. En total 160 surfistas de 15 países, 56 de ellos australianos.
Las olas también acompañaron. En una final de lujo, se impuso sobre todos ellos el australiano Joel Parkinson que ese año se proclamaría campeón del mundo junior en Hawaii y vencería al top-44 en el campeonato de Jeffreys-Bay.

Sucedió en 1999

martes, 5 de marzo de 2013
Joel Parkinson

Joel Parkinson en el podium

Estos días se está celebrado la primera de las pruebas que componen en este año 2013 el World Tour. El año comienza con Joel Parkinson como Campeón del Mundo, el cual parece mantener el excelente momento de forma con que concluyó 2012. En este año, de momento, ha vencido en la primera prueba del circuito en la que ha participado: el 4 estrellas de Merewether.

Su victoria en 2012 fue especialmente celebrada en el Océano Surf Club. Joel Parkinson es el primer Campeón del Mundo que se ha hecho con la victoria en Pantín. Y de su paso por nuestra playa, en 1999, nos habla Vicente Irisarri, presidente del club durante sus primeros 18 años de historia, que con esta entrada se une al equipo de redacción del blog del Océano Surf Club.


Tengo un recuerdo muy vivido del campeonato de Pantín de 1999. Podría volver a escribir sobre el ahora con palabras diferentes, pero por su vigencia prefiero transcribir, casi de forma literal, algunos párrafos de la crónica que preparamos para la revista del Pantín Classic del año siguiente.

“Cada edición del Pantín Classic tiene su propia historia. Si 1991 y 1998, por ejemplo, se caracterizaron por sus enormes olas, 1999 fue el año de la lluvia de estrellas. Es cierto que por Pantín ya habían pasado campeones del mundo como Tom Curren, Occy o Damien Hardman, pero la participación de primeras figuras del pasado año superó todo lo anterior y desbordó nuestras previsiones.

Hasta ocho Top-44 del momento, encabezados por el gran Shane Powell. Otros que habían dejado de serlo como Nicky Wood o Tony Ray, especialista este en olas gigantes como Paul Patterson que le acompañó. Compitieron también otros seis surfistas que al año siguiente entrarían en el circuito WCT, encabezados por Flavio Padaratz, Paul Canning, Yuri Sodre y Rusell Winter. Asimismo participó el campeón de Europa, Eneko Acero, junto con otros excampeones de Pantín como Joca Junior, Seth Hulley y Sean Holmes. Estrellas emergentes del surf innovador hawaiano como Bruce Irons y estrellas fashion de California como Dan y Keith Malloy… así hasta 150 surfistas de 15 países.

Pues bien, a todos ellos superó el nuevo ídolo australiano, el joven Joel Parkinson. Parko, que un par de meses antes derrotaba al Top-44 al completo en Jeffrey’s Bay y dos meses más tarde del Pantín Classic se proclamaría en Hawaii campeón del mundo junior. En Pantín demostró el por qué de sus éxitos. Joel Parkinson combina maravillosamente el surf más innovador con las maniobras clásicas. No es extraño verle en la misma ola un bottom de fábula y un aéreo increíble pero, además, Parko posee ese don especial de entrar en sintonía con el océano, un instinto que le hace conocedor del ritmo, tamaño y posición por donde entrarán las mejores olas. Lee el mar como pocos. Nos dimos cuenta desde la primera manga y le vimos otras seis, además de la final. Una delicia. Nos decía Sarge –el célebre periodista- que desde la aparición de Occy, Parko ha sido el surfer más impactante que ha surgido de la inagotable y fantástica cantera australiana. Tiene 19 años y está destinado a ser, algún día, campeón del mundo.” 

Así, con este presagio, acababa el artículo. Finalmente se cumplió, afortunadamente para el y para todo el planeta surf, pues Parko goza de un unánime aprecio. Se merecía el título sobradamente. En los trece años transcurridos desde entonces, ha sido cuatro veces subcampeón del mundo y tres veces campeón de la Triple Corona hawaiana. Este año no solo fue el surfer más regular sino que su victoria en el Pipeline Masters puso un broche de oro a su temporada.

Este final corrobora también lo que hace unos meses decía Aitor Agirremota, el más prestigioso de nuestros jueces internacionales, cuando afirmaba que “para ser alguien en el mundo del surf  antes hay que pasar por Pantín”. Por cierto, hace tres años hicimos el mismo pronóstico para otras dos jóvenes estrellas que nos visitaron, el hawaiano John John Florence y el brasileño Gabriel Medina, pero ellos no ganaron el Pantín Classic, Parko sí.

-V. Irisarri

Fuente: El blog del Océano Surf Club

Comentarios cerrados.